Theresa May, camino a la perdición

¿Es un nuevo referéndum la solución más razonable en Reino Unido?

diciembre 10 por Cristóbal Crespo

La situación en Reino Unido empieza a ser realmente caótica y el gobierno de Theresa May está en una situación que se aproxima a la de bloqueo total y absoluto, lo que no deja de ser una situación que roza lo esperpéntico y surrealista ante la incapacidad que están mostrando para llevar a cabo un proceso aprobado por la mayoría de la población británica y que se antoja más complicado de lo esperado.

El día más crítico para el Brexit estaba previsto que llegase mañana con la votación del acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea en el parlamento británico, pero, la primera ministra Theresa May ha decidido aplazar la votación en aras de una posible derrota humillante que la condenarían a una más que posible dimisión inmediata.

Así que… ¿qué puede ocurrir a partir de ahora para resolver esta insostenible situación de bloqueo? Pues estos podrían ser los posibles escenarios:

1. Theresa May dimite
El acuerdo actual negociado con la Unión Europea se considera una auténtica bajada de pantalones, así que el terremoto podría ser enorme si May decide arrojar la toalla y entregar el gobierno a algún euroescéptico de su partido, como Dominic Raab o Boris Johnson.

Esto no cambiaría el hecho de que los británicos tuviesen que abandonar la UE a finales de marzo, pero podría provocar que no hubiese tiempo para negociar por ejemplo, la membresía de Reino unido en el Espacio Económico Europeo, hasta que el sucesor haya negociado los detalles para la futura relación con la UE, así que se ganaría tiempo.

2. El acuerdo se vota
Aquí May tendría todas las de perder, ya que la razón por la que ha retrasado la votación es porque no puede ganarla, al menos de momento.

El acuerdo actualmente es ampliamente rechazado por la mayoría parlamentaria, así que las opciones aquí son dos en caso de que se vote:
-Que el acuerdo se apruebe y todo siga el rumbo previsto
-Que el acuerdo NO se apruebe y nos vayamos al punto 1.

3. Renegociar un nuevo acuerdo
El parlamento acusa a Theresa May de no haber conseguido un consenso en el propio parlamento para negociar el acuerdo, por lo que consideran que debe renegociarse un nuevo acuerdo con la UE.

¿Podría ocurrir esto? Obviamente las posibilidades de que el acuerdo se renegocie son del 1% (con margen de error del 1%), y la UE sería la que tuviese siempre la última palabra. El negociador de la Unión Europea, Michel Barnier, ya dijo la semana pasada que “el acuerdo ya pactado es el único posible y no hay más”.

Este escenario, también sería devastador para la libra, porque la opción a un nuevo acuerdo parece altamente improbable en caso de que sea rechazado en el parlamento británico y nos iríamos al punto 1.

4. Nuevas elecciones
Quizá Theresa May no dimita y pierda la votación (en ese caso, nos iríamos al punto 1), pero si no hay votación, es posible que May decida celebrar nuevas elecciones. Sin embargo, este escenario podría perjudicar bastante a la libra esterlina, ya que existen probabilidades de que un gobierno socialista tome el poder, y el señor Jeremy Corbyn quiere nacionalizar algunas industrias de Reino Unido.

5. Nuevo referéndum sin nuevas elecciones
“No, esta no vale, era de prueba”. ¿Te recuerda a algo esa frase no? Bien, pues la estrategia que emplean los niños al jugar y fallar cuando intentan conseguir algo podría ser aplicada por Theresa May, ya que en estos momentos parece la única solución posible para evitar un bloqueo.

Theresa May se ha mostrado en contra de celebrar un nuevo referéndum alegando que se volvería a dividir al país, y no es algo deseable. Pero… la celebración de un nuevo referéndum con una probable victoria a favor de permanecer en la UE sería probablemente la mejor opción para la libra.

6. Reino Unido paraliza el proceso
Lo cierto es que se ha conocido hoy la noticia, ya que la Unión Europea defendía que el proceso no se podía frenar unilateralmente, pero el Tribunal de Justicia europeo ha indicado que Reino Unido podría cancelar el proceso en cualquier momento hasta la medianoche del próximo 29 de marzo de 2019.

Aunque esto parece poco improbable que ocurra por parte de Theresa May, ya que si ocurre, nos iríamos también al punto 1.

Como veis, la incapacidad política de los gobernantes en Reino Unido están provocando un bloqueo brutal en la situación en un caso nunca antes visto. 3 secretarios ya han estado al cargo de las negociaciones del Brexit, y unas cuantas dimisiones durante estos dos años, provocan que el asunto parece que no llegue a buen puerto.

¿Qué ocurrirá en los próximos días? Permanecer atentos y cuidado con la volatilidad.

Escrito por

Cristóbal Crespo

Máster en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales por la Universidad de Compostela y Varsovia, y Máster en Comunicación por la Universidad de Ámsterdam. Creó y editó Polileaks. También organizó durante 7 años un festival de música. Viajero empedernido. Además tiene nacionalidad Canadiense. Y ahora pues escribe en BUX. Encuéntralo como @Cresposki

All posts
Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 82.3% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización de CFD con este proveedor. Debes considerar si comprendes el funcionamiento de los CFD y si puedes permitirte asumir un riesgo elevado de perder tu dinero.