El papel no sólo destruye bosques... también analistas.

Leer informes de resultados como un pro

octubre 2 por Leonardo Siligato

¡Ohh sí! ¡Los famosos informes de resultados trimestrales!!! Al igual que cuando llegan los Oscar y en Hollywood se ponen palotes, en los mercados ocurre lo mismo, y encima… ¡ocurre cuatro veces al año!

Estos informes permiten que los inversores conozcan el rendimiento en el último trimestre de una compañía listada en bolsa. Y aunque también hay informes anuales y semestrales, en este caso nos vamos a enfocar en los trimestrales, ya que son los que más mueven los precios de las acciones.

¿Por qué son tan importantes los resultados trimestrales?

Pues porque son la mejor forma de medir la salud financiera y el futuro de una empresa. Y también es la fuente de información más fiable y consistente disponible sobre la empresa.

 

Un típico inversor esperando por los resultados…

La mayoría de empresas publican sus informes en el mismo período – enero, abril, julio y octubre. Aunque esto depende del año fiscal o financiero de la compañía, el cual puede no siempre seguir el típico calendario.

Así que esto significa que, durante esos meses, el volumen de trading y la volatilidad se suelen incrementar… y obviamente, ¡esto trae un montón de oportunidades para hacer trading!

Y mientras que muchas compañías ofrecen orientación o indicaciones de futuras ganancias, los inversores también echan un ojo a las estimaciones de los analistas. El mercado tiende a estar pendiente de si la empresa falla, cumple, o bate esas expectativas. Y como resultado, las acciones de una empresa pueden fluctuar enormemente en el día que el informe es publicado… ¡No resulta raro ver que las acciones se disparen o se desplomen un 20%, por ejemplo, durante esos días!

Como leer esos informes trimestrales como si fueses Warren Buffett

Tranquilo, lo pillamos. Leer informes de empresas puede ser como intentar no comerse el tarro después de ver Black Mirror. Son largos, aburridos y llenos de términos que si no tienes un Máster en Finanzas… pues estás jodid@.

 

Es más fácil que hacer la declaración, no te preocupes…

Pero míralas como si fuesen instrucciones de un mueble de IKEA. Al principio, no entenderás nada y quizá necesites 9 semanas para ensamblar una estantería básica, pero una vez que ensamblas varias, te sentirás como el de Bricomanía.

Y lo mismo con los informes. No serás un analista financiero de la noche a la mañana, pero puedes aprender como “escanear” los puntos más importantes que necesitas conocer. Así que, aquí va nuestra guía rápida que te enseñará los indicadores críticos, donde encontrarlos y lo más importante, como interpretarlos:

1.- Ingresos

Puedes llamarles ingresos, ventas o como quieras. Pero es el total de lo que ha vendido la empresa en ese trimestre, o de otra manera, el cash que han conseguido hacer. Si es un número bajo, la compañía podría tener problemas para cubrir costes y gastos, así que obviamente, los inversores aquí quieren ver crecimiento año tras año.

2.- Beneficio neto

Esto es lo que queda después de que la empresa haya pagado todos los costes, gastos y el viaje a Ibiza para sus trabajadores. Lo encontrarás al final del resumen de ingresos, justo en la última línea (si, es literalmente la última). Da a los inversores una buena imagen de la eficacia de la empresa operando y cuanto beneficio da en comparación a sus rivales.

3.- EPS

EPS (Earnings Per Share, en inglés) significa ganancias por acción. Para calcular esto, sólo necesitas dividir el beneficio neto por el número de acciones en circulación. También indica el beneficio atribuible a cada acción. Cuanto más alto sea el EPS, más valdrán las acciones ya que los inversores estarán dispuestos a apoquinar más para tener mayores retornos. Y esto es por lo que los inversores siempre valoran más el EPS que los beneficios.

4.- Otras métricas

Las 3 métricas descritas anteriormente son importantes para todos los negocios. Pero también hay factores específicos para cada sector o empresa a tener en cuenta.

Un ejemplo rápido: Para empresas tecnológicas relativamente jóvenes como Twitter o Snap, los inversores se fijan más en el crecimiento y menos en los ingresos o EPS. Así que se enfocan más en métricas como el número de usuarios activos a diario. Esto les ayuda a entender la popularidad y el potencial de estas compañías.

Casi todo gira en base a las expectativas

Ahora que conoces cuales son las métricas clave en cualquier informe de una empresa, es importante que entiendas otro factor crucial. Los números por si solos no mueven los precios de las acciones. A veces, una compañía puede publicar unos beneficios de la hosti* y, aun así, los inversores podrían reaccionar vendiendo sus acciones.

¿Y cuál es el problema? Bueno, Dickens decía que todo se reduce a… grandes expectativas.

 

Reduce tus expectativas colega!

Muchas de esas expectativas son fijadas por analistas, los cuales cobran salarios desproporcionados gracias a bancos y agencias de calificación, que los usan para predecir el futuro. Estos analistas mirarán en sus bolas de cristal (y por ello, nos referimos a combinar informes y datos) para dar su pronóstico de ganancias. Y mediante el promedio de todas estas previsiones, se obtiene el “consenso”.

Entonces, cuando los resultados trimestrales se publican, los inversores no sólo comparan los resultados con los del año anterior, sino que también los comparan con las expectativas.

Si baten las expectativas, las acciones normalmente subirán. Si están por debajo de lo esperado, entonces verás como el precio empieza a caer.

¿Necesitas que te guíen?

Pues también puedes echar un ojo a la guía de la compañía, que es su propia estimación de su rendimiento en el próximo trimestre. Las compañías no están obligadas a realizar esto, pero algunas lo hacen. (¡Se supone que es una forma de controlar las expectativas de los accionistas y evitar sorpresas en los anuncios de ganancias!).

Así que ahora que conoces lo básico de los informes de resultados, esperamos que te intimiden menos la próxima vez. Al menos, podrás empezar a centrarte en las principales métricas importantes y necesarias para saber lo que está pasando con la empresa (sin perderse en el diluvio de números y datos). ¡Y eso ya debería ayudarte a saber si una acción puede valer la pena o no!

Escrito por

Leonardo Siligato

Licenciado en Economía y Finanzas por la Universidad de Bocconi, donde trabajó una temporada en investigación. Después de varios años en una emisora de radio nacional italiana, ahora escribe artículos financieros para BUX. Un entusiasta de la montaña, no pudo elegir mejor sitio para vivir que Holanda. Encuentralo en BUX como @Siligon_Valley

All posts
Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 77.7% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización de CFD con este proveedor. Debes considerar si comprendes el funcionamiento de los CFD y si puedes permitirte asumir un riesgo elevado de perder tu dinero.