Poco sabía Don Gerardo que su mujer se iba a fundir toda la pasta de los dividendos en un nuevo abrigo de visón...

Ratio de pago de dividendos: No hace falta ser un experto en mates

marzo 14 por Stephanie Tan

Sinceramente, creo que “pago de dividendos” es mi frase favorita junto a “hoy cobro”. Y tiene todo el sentido del mundo, porque si la empresa en la que inviertes te está pagando dividendos, significa que tu dinero está siendo (probablemente) bien utilizando en el negocio y los jefes no se lo están gastando en alcohol, putas y drogas.

Pero la forma más elegante para ver como la empresa está empleando tu inversión es algo que se llama “ratio de pago de dividendos”. Y antes de que pienses de que esto es más jodido que aprender a hablar ruso, te diré que no tengas miedo. Te voy a explicar con detalle que es el ratio de pago de dividendos y como se puede utilizar, incluso si eres alérgico a las matemáticas.

¿Qué es el ratio de pago de dividendos?

El ratio de pago de dividendos nos dice cuánto dinero está devolviendo la empresa a sus accionistas en forma de dividendos, en comparación a lo que ganaron durante el año.

Pero… ¿por qué una empresa quiere compartir sólo una parte de sus beneficios y no repartir todo? Quizá sean unos malditos egoístas, o quizá no, pero lo cierto es que generalmente las empresas pueden guardarse algunos beneficios para reinvertirlos y crecer más o bien utilizarlo para pagar deudas.

Ahora te preguntarás: Vale, pero… ¿es algo bueno o malo que una empresa decida compartir todos los beneficios con sus accionistas? (¡Puede pasar!) ¿Y si deciden no compartir beneficios? Bueno, antes de que podamos responder a esa pregunta, necesitamos saber cómo se calcula ese maldito ratio. Y más importante aún, necesitamos saber cómo se compara el ratio de pago de dividendos con el rendimiento de los dividendos, que parece que es lo mismo pero no lo es.

Ratio de pago vs Rendimiento de dividendos

Si no te aclaras y acabas mezclando rendimientos de dividendos con ratios de pago de dividendos, es algo entendible.

El rendimiento de dividendos es la cantidad que paga una empresa en dividendos a sus accionistas en relación al precio de las acciones de la empresa. O dicho de otra manera, viene a ser cuánto dinero obtienes de vuelta por cada euro que inviertes.

Por otro lado, el ratio de pago de dividendos nos dice cuánto nos paga la empresa vs cuánto se guardan para ellos.

¿Cómo se calcula el ratio de pago de dividendos?

Tan simple como la vida misma. De hecho, aquí te lo mostramos:

Ratio de pago de dividendos = Total de dividendos / Ganancias por acción

Digamos, por ejemplo, que la empresa Acojonante S.A., publica que las ganancias por acción en los últimos cuatro trimestres ha sido de 1.20€, 1.10€, 1.25€ y 1.15€ respectivamente. Esto sería un total anual de ganancias de 4.70€ por acción. Y ahora digamos que durante el mismo año, Acojonante S.A. encima pagó 3.10€ en dividendos por acción a sus accionistas.

Si dividimos el dividendo total de 3.10€ por el total de ganancias de 4.70€, entonces obtendremos un ratio de pago de dividendos de casi el 65% (hora de sacar la calculadora). Y ahora que has atinado de pleno con los números en tu calculadora, te preguntarás… ¿qué carajo significa ese 65%?

Básicamente significa que Acojonante S.A. pagó como dividendos un 65% de los beneficios que obtuvo durante este año y que se guardaron un 35% de los beneficios, ya sea para que los empleados se peguen un fiestón o, más bien, para pagar deudas o invertir en nuevas innovaciones y crecer más.

¿Y cómo sé si un ratio de pago de dividendos es bueno o malo?

Buena pregunta. Pero realmente depende de si la empresa está justo empezando o si es una veterana experimentada, como por ejemplo General Electric o Merck, las cuales existen casi desde que nació Jesucristo.

Una nueva startup tal vez tenga un bajo, o tal vez cero, ratio de pago de dividendos durante algún tiempo porque estarán inyectando todos los beneficios en el desarrollo de nuevos productos, o para comprar empresas de la competencia que les estén jodiendo un poco, o para cualquier otra razón.

Sin embargo, una empresa más establecida que ha estado pululando por el barrio por una buena temporada, no podrá ir muy lejos si no paga ninguna ganancia a sus accionistas. Se espera que la empresa comparta mucho amor, así que probablemente ofrecerá un mayor ratio de pago de dividendos para que este amor sea correspondido por sus inversores.

Pero si el ratio de pago de dividendos es mayor del 100% puede ser una bandera roja…

Si el ratio de pago de dividendos de una compañía es mayor del 100% significa que están devolviendo a los inversores más dinero del que están haciendo. Y esto, claramente, no es una buena señal, ya que significa que con el tiempo la empresa podría verse obligada a reducir la cantidad de dividendos, o dejar de pagarlos por completo, hasta que volviese a ser rentable otra vez.

Esto podría ser un problema para el precio de las acciones de dicha compañía, ya que los inversores podrían coger su dinero y largarse, ya que siempre resulta preferible poner tu dinero en otra empresa que esté creciendo y donde haya más posibilidades de aumentar los dividendos con el paso del tiempo. Y es que después de todo… todo gira alrededor del dinero, baby!

¿Cómo puedo obtener dividendos en BUX?

Cuándo haces trading con BUX, tienes derecho a recibir dividendos cuando las empresa los paga. Descubre aquí cómo y cuándo se pagan los dividendos con BUX.

Escrito por

Stephanie Tan

Escritora nómada. Después de estar de como relaciones públicas y en medios de comunicación, ahora le ha dado por el trading casual. Tal vez no sea una crack de los números, pero le encanta ser una ciber-detective de empresas y le encanta estar inmensa en todas esas cosas relacionadas con la tecnología. Conecta con ella en BUX: @Stephtrades

All posts
Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 77.7% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización de CFD con este proveedor. Debes considerar si comprendes el funcionamiento de los CFD y si puedes permitirte asumir un riesgo elevado de perder tu dinero.